Un año después del inicio de la pandemia, el mercado laboral lucha por recuperar el dinamismo y el crecimiento del empleo a la vez que arrastra antiguas carencias. En esta situación, el sector público madrileño pone a disposición de empresarios y autónomos ayudas económicas para promover la contratación. ¿Podrías beneficiarte de ellas? ¡Conócelas!

La crisis sanitaria ha incorporado a la fuerza en nuestro lenguaje cotidiano realidades que antes ni habíamos imaginado. Confinamiento, mascarilla, cuarentena o áreas básicas de salud ya forman parte de nuestras conversaciones, como quien habla del precio de las verduras o del último partido de fútbol. Eran palabras que existían, sí, pero que nunca creímos que tuviéramos que pronunciar.

En el ámbito empresarial, el que nos ocupa, hay uno de estos “falsos neologismos” que destaca entre todos los anteriores: ERTE. Los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo entraron en nuestro vocabulario diario el mes de marzo de 2020, cuando toda actividad se paró en seco. Un año después, en plena vacunación, la economía -y concretamente el mercado de trabajo- empiezan a dar pasos hacia la normalidad, intentando olvidarse de unas siglas que recuerdan a lo peor de la pandemia.

Estos problemas de la nueva normalidad española se unen a los de la antigua. Uno de ellos -y uno de los más acuciantes- es el paro juvenil. El desempleo en menores de 25 años cerró el año 2020 por encima del 40% y encara el 2021 con mucha incertidumbre.

En un momento tan delicado como el actual, desde Grupo León os acercamos cuatro incentivos a la contratación que la Comunidad de Madrid ha puesto en marcha para sacar a los trabajadores y trabajadoras en ERTE y promover el empleo juvenil.

1. Impulso a la contratación en prácticas. Se trata de una ayuda que se otorga al empresario por hacer un contrato de prácticas a jóvenes, siempre que el contrato sea de 6 meses o más y que la persona contratada esté inscrita en un programa del SEPE llamado “Sistema Nacional de Garantía Juvenil”. Es una iniciativa europea que ofrece a los jóvenes entre 16 y 29 años una plataforma donde buscar contratos de formación.

La cuantía base del incentivo es de 4.500 € por cada contrato de jornada completa. Esta cantidad se puede ampliar a 5.000 si la empresa vuelve a contratar a través del Sistema de Garantía Juvenil a un joven que había despedido tras el Estado de Alarma, por motivos de fuerza mayor o por motivos técnicos y organizativos. A estas cuantías se les sumará 500 € si el trabajador es mujer o una persona trans.

En el caso de que la jornada sea parcial, esta no podrá ser inferior al 62,5%; es decir, si la jornada completa estándar es de 40 horas a la semana, no se podrá contratar por menos de 25 horas. La ayuda económica en estos casos se reduce proporcionalmente.

Este incentivo se puede pedir en cualquier momento a través del Portal Ciudadano de la Comunidad de Madrid. Solo se puede enviar la solicitud de forma telemática.

2. Impulso al contrato de formación y aprendizaje. Esta ayuda se da cuando la empresa formaliza un contrato de formación, que solo puede ofrecerse a jóvenes de entre 16 y 25 años, a personas con discapacidad o en riesgo de exclusión social. Este contrato tiene la peculiaridad de que los trabajadores deben poder alternar estudios y trabajo. En este caso, no se impone un tiempo mínimo de 6 meses.

La cuantía mínima que se puede recibir es de 2.940 €. También se puede ampliar, bajo las mismas condiciones que en el caso anterior (despedidos, mujer, persona trans), pero siempre debe ser de jornada completa.

Al igual que el incentivo al contrato de prácticas, la solicitud está abierta de forma indefinida y se puede enviar de forma telemática.

3. Mi primer empleo joven. Se apoya económicamente a las empresas que contraten a jóvenes sin experiencia laboral (que hayan trabajado menos de 90 días) o a jóvenes parados de larga duración (que lleven 180 días sin trabajar).

Este contrato debe cumplir 2 exigencias:

  • Que en un primer momento sea de obra o servicio o eventual (es decir, temporal) por una duración mínima de 6 meses.
  • Que pasados esos meses, se convierta en un contrato indefinido.

De esta forma, la cuantía de la ayuda tiene dos partes: se otorgan 6.000 € por realizar el contrato temporal y 3.000 € cuando se convierte en indefinido. Esta ayuda aumentará en 500 € si se contrata a una mujer o persona trans. El acceso a esta ayuda tiene un límite: solo se podrán contratar a 10 personas en este régimen.

También se puede pedir si se formaliza un contrato con jornada parcial, pero el tiempo de trabajo no puede ser menor al 75% de la jornada completa; es decir, no puede ser por menos de 30 horas a la semana.

La solicitud, de nuevo, está abierta, es indefinida y telemática.

4. Incentivos a la reincorporación de trabajadores contratados indefinidamente afectados por ERTES. Se ayuda a rescatar del ERTE a trabajadores indefinidos para beneficio de autónomos, entidades privadas sin ánimo de lucro y PYMES. Se darán 3.000 € por cada reincorporación a tiempo completo y una parte proporcional de esa cuantía si es a jornada parcial. Sin embargo, el tiempo no puede ser inferior al 62,5% de la jornada completa (es decir, menos de 25 horas).

La subvención cubre 5 reincorporaciones; es decir, cada empresario, autónomo… solo podrá recibir 5 cuantías, una por cada trabajador reincorporado. Recuperar a un 6 trabajador no da derecho a volver a solicitar la ayuda. 

La solicitud de este incentivo se abrió en agosto del año pasado y por ahora es indefinida. Se puede enviar de forma telemática a través del portal de la CAM.


Si empiezas a trabajar con nosotras como autónomo o empresa te ayudaremos con tu fiscalidad, tu contabilidad, tus dudas laborales y en la solicitud de este tipo de subvenciones. Más allá del área de emprendimiento, también realizamos trámites de tráfico y de extranjería. Contacta con nosotras.

A %d blogueros les gusta esto: