Si eres autónomo o una pequeña y mediana empresa, este mes tienes una cita fiscal con el modelo informativo 347. En este artículo desgranamos los detalles de su presentación

Después de un enero frenético a nivel fiscal con las obligaciones trimestrales y anuales, febrero trae a autónomos y empresas –tanto públicas como privadas- una nueva obligación: la declaración de operaciones con terceras personas o modelo 347. Se trata de un modelo informativo, por lo que no genera una deuda ni una compensación con Hacienda. Este documento sirve únicamente para que la administración cruce los datos de clientes y proveedores con otros impuestos ya presentados.

¿Qué recoge exactamente este modelo? A través de él, se declaran las operaciones anuales con proveedores, acreedores y/o clientes que superen los 3.005,06 €. Lo entenderemos mejor con un ejemplo:

Infografía sobre el hecho imponible del modelo 347. Elaboración propia

El autónomo o la empresa obligada a presentar el 347 tiene cuatro clientes y cuatro proveedores. Lo primero que debe hacer es sumar los importes totales de las facturas emitidas a cada cliente (con el IVA incluido) y de las facturas recibidas de cada proveedor. Por ejemplo, a lo largo del año, hemos emitido cinco facturas para el Cliente 3 cuyo valor total suma 3.500 €, tres facturas para el Cliente 1 cuyo valor total suma 500 €, hemos recibido siete facturas del Proveedor 2 que suman en total 2.000 €, etc. ¿Tenemos que incluir en el modelo a todos los clientes y proveedores? No, solo a aquellos que superen el importe anual de 3.005,06 €.

Más allá de las operaciones propias de la actividad (facturas), también se deben declarar las subvenciones públicas no reembolsables, las compraventas de inmuebles y los alquileres sin retención superiores a esa cantidad.

De aquí se desprenden dos cuestiones relevantes:

1- No todos los autónomos y empresas tendrán que presentar el modelo 347. Como es lógico, aquellas personas o entidades que no tengan operaciones con un importe mayor a 3.005,06 € no tienen que declararlas. Además, la ley recoge otras excepciones; por ejemplo, las personas o empresas que tributen IRPF e IVA por módulos tampoco tienen la obligación de presentar el 347, ya que tienen otros documentos informativos.

2- Antes de presentar el modelo se debe tener toda la información necesaria. Concretamente, se requiere saber:

  • cuáles de los clientes y proveedores que superan ese importe total
  • el NIF o CIF del cliente o proveedor que los supere.
  • El importe exacto –incluido el IVA- de las operaciones realizadas con ese cliente o proveedor en cada trimestre y la suma anual. Por ello, es importante guardar todas las facturas y, si es preciso, contactar con ese cliente o con ese proveedor para asegurarse de que la cuantía coincide.

Después de recabar todos estos datos, ya estaríamos listos para presentar el modelo. Como decíamos, el 347 se suele presentar en febrero, con la información de las operaciones realizadas el ejercicio anterior. Este año, el plazo es del 1 de febrero al 1 de marzo.

La forma de presentarlo es telemáticamente a través de la sede electrónica de la Agencia Tributaria usando el certificado digital, el DNI electrónico o la clave PIN.

¿Qué pasa si no presento el modelo o lo presento fuera de plazo? A pesar de que es un modelo informativo, no cumplir con la obligación de declarar estas operaciones conlleva sanción. La ley dispone que se penalice con 20 € por cada dato que debiera incluirse en el modelo y que no se haya incluido. El importe mínimo de la multa es de 300 € y el máximo, de 20.000 €.


Si eres uno de los autónomos o empresas que trabajan con nosotras, nos hacemos cargo de presentar el 347 y del resto de tus obligaciones fiscales y contables. También te apoyamos en el emprendimiento y con tus trámites de tráfico y extranjería. Pide tu presupuesto gratuito.

A %d blogueros les gusta esto: