Contratos para tus trabajadores: de formación y prácticas

Como empresario y líder de tu negocio, es necesario conocer las diferentes formas contractuales acordes a las necesidades de tu actividad así como las ventajas e inconvenientes. El contrato de formación y prácticas además de facilitar el aprendizaje al nuevo contratado es interesante para el empleador quien podrá beneficiarse en ahorro de costes y optar por subvenciones estatales y autonómicas por su contratación

Entre los requisitos fundamentales de estos dos tipos de contratos: contrato de formación y de prácticas, destacamos las más notables y características. El contrato de formación para trabajadores entre 16 y 25 años de edad, sin limitación de edad si son personas con discapacidad, es un contrato en el que  no tiene cualificación suficiente para acceder a un contrato en prácticas. El trabajador deberá alternar durante su horario de contratación entre formación y prácticas en el trabajo. El contrato de prácticas, dirigido para aquellos titulados universitarios que buscan esa primera experiencia profesional. Este tipo de contrato se realizará en los cinco años anteriores de haber obtenido su titulación. El salario mínimo en proporción de 8 horas será el salario mínimo interprofesional vigente en el año 2021


0 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: